En la víspera de las celebraciones por su 50° aniversario, Caterham se inspiró en los primeros Super Seven fabricados en los ‘70 y popularizados en los ’80 y creó dos modelos que se suman a su gama actual, el Super Seven 600 y el Super Seven 2000.

Ambos respetan la filosofía de la marca: un automóvil deportivo clásico, británico, liviano y de dos plazas con la combinación perfecta de estilo y rendimiento, pero rediseñado para el siglo XXI. Si bien estos modelos pueden parecer similares, ofrecen dos experiencias de manejo muy diferentes.

Caterham

“Con Caterham Cars celebrando su 50 aniversario el próximo año se siente bien agregar autos a nuestra gama que se inspiran en nuestro pasado. Tomamos lo bueno de los Seven de antaño, el diseño, la apariencia y la sensación, y los reinventamos para hoy”, afirmó Bob Laishley, CEO de Caterham Cars

“Super Seven 600 y Super Seven 2000 ofrecerán dos experiencias de conducción muy distintas, atrayendo a una amplia gama de entusiastas de la conducción que desean probar un Seven moderno pero con el encanto y el estilo retro de nuestros vehículos de los años 70 y 80”, agregó.

El Super Seven 600 es una experiencia de conducción accesible, pura y simple, pero a una velocidad más baja. Es un coche para aquellos que quieren disfrutar de un paseo dominical tranquilo con el viento en la cara, pero que están menos centrados en la potencia y las prestaciones.

Tiene el mismo chasis que usaba al Seven 170, está propulsado por un motor turbo Suzuki de 660 cc que produce 84 CV y acelera de 0 a 100 km/h en 6,9 segundos.

Los fanáticos del rendimiento que buscan más potencia brutal, velocidades más rápidas y un automóvil que quiere ser conducido con más entusiasmo, el Super Seven 2000 puede ser un vehículo más atractivo.

Siguiendo la demanda popular, cuenta con un motor Duratec de 2000 cc que genera 180 CV y ​​acelera de 0 a 100 km/h en 4,8 segundos. Este modelo está estrechamente relacionado con Seven 360 y, como tal, utiliza el siempre popular chasis de-Dion que se encuentra en la mayoría de los modelos Caterham.

Los conductores de Super Seven 2000 pueden mejorar aún más el desempeño agregando un paquete de suspensión deportiva que incluye una barra estabilizadora trasera y plataformas ajustables, así como discos delanteros ventilados con pinzas de cuatro pistones.

Desde el exterior, ambos vehículos vienen con los alerones delanteros acampanados que se vieron anteriormente en Super Seven 1600, Sprint, Super Sprint y una gran cantidad de modelos Caterham durante las décadas de 1970 y 1980.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más En Lanzamientos

Deja un comentario

Mira además

Ford Mustang 2024: más tecnología y un nuevo V8

Ford ha renovado su icónico modelo Mustang a través de una séptima generación que cuenta c…