Inaugura el segmento B, es un abanderado en tecnología innovadora, marca tendencia y se convierte en el primer modelo de Audi que supera el millón de unidades comercializadas. Se trata del Audi 80, que fue lanzado hace cinco décadas.

Este vehículo se presenta en julio de 1972, el mismo año en el que se celebran los Juegos Olímpicos de Verano en Múnich. En septiembre, la nueva “berlina compacta” de la marca de Ingolstadt, denominada internamente B1, llega a los concesionarios y establece un nuevo segmento en el mercado.

Audi A80

El modelo base con carrocería de dos puertas pesa sólo 835 kilogramos. Con una distancia entre ejes de 2,47 metros y una longitud de 4,18 metros, la berlina fue diseñada para ser muy compacta.

En este auto se implementa por primera vez en un vehículo europeo de producción en serie un radio de pivotamiento negativo de la dirección, una solución que mejora notablemente la estabilidad durante la frenada.

Con la disposición en diagonal del sistema de frenado hidráulico, Audi pone en primer plano la seguridad de los pasajeros y de los demás usuarios de la carretera. Las ruedas delanteras están controladas por un sistema de suspensión McPherson y trapecios, mientras que en la trasera se recurre a un eje torsional.

Audi A80

El motor del Audi 80 se sitúa longitudinalmente delante del eje delantero motriz, con la caja de cambios de cuatro velocidades situada detrás. En el momento del lanzamiento al mercado hay cuatro motores, con cilindradas entre 1.3 y 1.6 litros, y con potencias de entre 55 CV y 100 CV.

Lo más destacado del diseño de este motor de cuatro cilindros es el control de las válvulas mediante un árbol de levas en cabeza con transmisión por correa dentada y taqués hidráulicos, que no requieren mantenimiento.

Con la nueva generación de motores OHC y sus numerosas innovaciones técnicas, el Audi 80 se convierte rápidamente en un éxito de ventas para la marca germana: hasta el final de la producción, en el verano de 1978, salieron de la cadena de montaje más de un millón de modelos de la serie B1.

Audi A80

Dado que la capacidad de producción de la planta de Ingolstadt pronto dejó de ser suficiente para satisfacer la gran demanda, las plantas de Volkswagen en Wolfsburg y Emden se implicaron en la producción.

El Asso di Picche, un prototipo de coupé diseñado por Giorgio Giugiaro y construido por el carrocero Karmann, demuestra el potencial deportivo del B1 ya en 1973. El Audi 80 GT pasa a la producción en serie en 1973, antes de ser sustituido por el Audi 80 GTE en octubre de 1975.

En 1976, el B1 recibe una actualización que dota a la berlina de grandes faros cuadrados, alineándola visualmente con la nueva generación del Audi 100. Ligero y con un bajo consumo, el Audi 80 se hace muy popular, especialmente tras la crisis del petróleo de 1973; el coche también es un éxito en Estados Unidos, donde se comercializa como Fox.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más En Historia

Deja un comentario

Mira además

Porsche Cayenne: así nació el primer Porsche no deportivo de la historia

Ferry Porsche lo predijo en 1989: “Si fabricamos un modelo todoterreno de acuerdo con nues…