“Un proyecto especial para redescubrir los coches del pasado, una nueva propuesta dedicada a los clientes más apasionados, una invitación a compartir el sueño con los jóvenes Ferraristas”. Con estas palabras Ferrari definió a su última creación, muy singular por cierto. Se trata del Testa Rossa J, una réplica a escala del 250 Testa Rossa de 1957.  Gracias a un motor eléctrico, el automóvil, en una escala del 75%, permite que todos experimenten las emociones de conducción de una leyenda del motor.

El Testa Rossa J nació de la colaboración del Maranello Style Center de Ferrari con The Little Car Company, una empresa especializada en la producción y comercialización de Junior Cars.

Testa Rossa JEsta réplica exacta del legendario modelo del Cavallino Rampante, que tendrá una producción limitada a 299 unidades,  no está homologado para uso en carretera y se puede conducir a partir de los 14 años.

Protagonista de los circuitos entre los años ‘50 y ‘60, el 250 Testa Rossa sorprende por su palmarés y su longevidad. Ha acumulado 18 victorias en su historia y tres campeonatos de marca ganados en 1958, 1960 y 1961. También es el único Ferrari que ha ganado las 24 Horas de Le Mans cuatro veces en 1958, 1960, 1961 y en 1962 considerando el último evolución 330 TRI / LM. Números que lo sitúan en la cima de los Ferrari más famosos de la historia.

El Testa Rossa J reproduce escrupulosamente las formas del 250 Testa Rossa, en la primera versión de la carrocería de barchetta tipo “guardabarros de pontón” esculpida por Scaglietti.

La atención al detalle es incomparable: la carrocería es de aluminio modeado a mano, el mismo proceso que se siguió para los modelos históricos. La pintura también es la misma que se aplica en los coches de gama, al igual que la placa frontal.

Testa Rossa JLos dibujos originales tomados de Ferrari Classiche se han escaneado y recreado digitalmente para recrear meticulosamente el complejo chasis del 250 Testa Rossa.

La misma atención al detalle también se encuentra en el interior. El Ferrari Style Center ha diseñado un asiento individual que puede acomodar a un adulto y a un joven, reproduciendo el motivo de los ribetes de los asientos originales. El volante, firmado por Nardi, también uno de los proveedores históricos del modelo de 1957, fue desarrollado con el sistema de liberación más pequeño del mundo para facilitar la entrada del conductor.

Las tres baterías del motor eléctrico están colocadas en la parte delantera del coche y garantizan una autonomía de 90 kilómetros. El Manettino le permite elegir entre cuatro modos de conducción, que garantizan la diversión al volante y los niveles más altos de seguridad para cada perfil de conductor.

El modo Principiante (1 kW / 20 km/h) ha sido diseñado para permitir a los conductores jóvenes un enfoque tranquilo para conducir el vehículo, con aceleración controlada. Los modos Confort (4 kW / 45 km/h), Sport (60 km/h) y Carrera (60 km/h) son gradualmente más deportivos, con aceleración instantánea y velocidades máximas en aumento.

Testa Rossa JLa seguridad fue una prioridad durante el desarrollo del automóvil: además de sistemas pasivos como el refuerzo de la placa lateral y la posibilidad de insertar una barra antivuelco conectada al chasis, se eligieron frenos de disco, diferentes a los frenos de tambor originales pero necesario para aumentar la eficacia del sistema de frenado.

El Testa Rossa J ofrece una amplia gama de personalizaciones y combinaciones de colores, basadas en una investigación de Ferrari Classiche sobre las libreas que han cubierto el 250 Testa Rossa a lo largo del tiempo.

A través de un configurador en línea, los clientes pueden elegir entre 14 libreas históricas, 53 colores de carrocería y otras soluciones con espíritu de carreras, siempre fieles al estilo Ferrari. ¿Su precio? 100.000 dólares.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más En Lanzamientos

Deja un comentario

Mira además

Range Rover Sport 2023: una propuesta deportiva que no renuncia al confort

Jaguar Land Rover presentó la tercera generación del Range Rover Sport, un SUV de súper lu…