La filial británica de Ford ha desarrollado una herramienta digital llamada RoadSafe que podría ayudar a alertar a los conductores de los lugares de mayor riesgo y poner este tipo de información a disposición de las autoridades locales.

Esta tecnología, que se está probando ahora con más de 200 vehículos en Oxfordshire y Londres, utiliza un algoritmo inteligente para procesar datos anónimos procedentes de fuentes como los vehículos conectados, los sensores de carretera y los informes de accidentes, con el fin de identificar los lugares con mayor probabilidad de que se produzcan incidentes de tráfico.

Ford RoadSafeEste cuadro de mandos incluye varias capas de datos, incluidos los datos históricos de accidentes y un algoritmo de clasificación de predicción de riesgo para cada segmento de carretera basado en una serie de datos, calculados mediante técnicas avanzadas de análisis de datos.

La clasificación utiliza colores para mostrar dónde es más probable que se produzcan incidentes, siendo el rojo el nivel de riesgo más alto y el amarillo el más bajo.

En el caso de las empresas y las flotas, el algoritmo RoadSafe podría utilizarse para optimizar las rutas de los conductores y alejarlos de determinadas zonas problemáticas, o avisarles cuando se encuentren en zonas de riesgo, reduciendo así los posibles tiempos de inactividad derivados de incidentes.

En el futuro esta tecnología también podría beneficiar a los pasajeros que viajan en vehículos autónomos. La combinación de los sensores de a bordo del vehículo con una herramienta digital podría ayudarles a anticiparse a las situaciones de peligro incluso antes y, por tanto, a adaptar su funcionamiento en consecuencia.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más En Tecnología

Deja un comentario

Mira además

Mazda inventó un sistema que podría revolucionar la industria automotriz

Primero perillas, luego botones, en la actualidad pantallas táctiles y en el futuro……