Porsche y Siemens Energy se han aliado con varias empresas internacionales para construir una planta industrial dedicada a la producción de combustible prácticamente neutro en emisiones de CO2 en la ciudad chilena de Punta Arenas.

La planta piloto, situada en la Patagonia chilena, se espera que produzca alrededor de 130.000 litros de e-fuels en 2022. Más adelante la capacidad se irá ampliando a 55 millones de litros en una primera etapa, en el 2024, y a alrededor de 550 millones de litros en el 2026.

Haru OniEl proyecto Haru Oni, tal su nombre,  aprovecha las buenas condiciones de viento en la provincia de Magallanes, al sur de Chile, para producir el combustible sintético utilizando energía eólica renovable de bajo coste.

En una primera fase, mediante electrólisis se divide el agua en oxígeno e hidrógeno utilizando energía eólica. Después, se filtra el CO2 del aire y se combina con el hidrógeno para producir metanol sintético, que a su vez se convierte en e-fuel.

Está previsto que la planta piloto comience su producción a mediados de 2022. Además de Siemens Energy, Porsche y HIF, también forman parte del proyecto las empresas Enel, ExxonMobil, Gasco y ENAP.

HIF (Highly Innovative Fuels), la empresa chilena que participa en el proyecto, ya ha obtenido los permisos medioambientales necesarios y Siemens Energy ha iniciado los trabajos preliminares para la siguiente gran fase comercial.

Según ha destacado Porsche, Chile se ha fijado unos objetivos ambiciosos en el marco de su Estrategia Nacional de Hidrógeno Verde, donde prevé una capacidad de electrolizadores de 5 GW para 2025, que aumentará a 25 GW en 2030.

El objetivo de esta iniciativa es producir el hidrógeno más barato del mundo y convertir al país en uno de los principales exportadores de hidrógeno verde y sus derivados.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más En Empresas

Deja un comentario

Mira además

Citroën cambia su logo y lo estrena en pocos días

Citroën estrenará su nuevo logotipo e identidad de marca en un prototipo de vehículo famil…