Mercedes-Benz lanzó en el mercado alemán su sistema de conducción autónoma condicionada de Nivel 3 llamado Drive Pilot. Por lo pronto esta tecnología estará disponible como opcional para la Clase S y el EQS.

Esto convierte a la marca en el primer fabricante de automóviles del mundo que cuenta con una certificación internacional válida para la conducción autónoma condicional, que ofrece dicho sistema como opción de fábrica para vehículos de producción en serie.

Drive Pilot  Mercedes-Benz

El Drive Pilot permite a los usuarios delegar la conducción al sistema en determinadas condiciones, como en el tráfico denso o en situaciones de congestión en los tramos adecuados de autopista en Alemania a velocidades de hasta 60 km/h.

Cuando se activa el Drive Pilot, el mismo controla la velocidad y la distancia, y guía al vehículo dentro de su carril. El sistema analiza y tiene en cuenta el perfil de la ruta, los acontecimientos que se producen en ella y las señales de tráfico.

Drive Pilot también reacciona ante situaciones de tráfico inesperadas y las gestiona de forma autónoma, por ejemplo, mediante maniobras evasivas dentro del carril o aplicando maniobras de frenado.

Drive Pilot  Mercedes-Benz

Este sistema se basa en la tecnología de detección del vehículo del paquete de asistencia a la conducción y añade unos sensores adicionales que el fabricante considera indispensables para garantizar un funcionamiento seguro.

Entre ellos se encuentran principalmente el radar, el LiDAR y las cámaras, así como los sensores de ultrasonidos y de humedad que también aportan valiosos datos.

Mercedes-Benz pretende obtener la homologación reglamentaria para los dos estados norteamericanos de California y Nevada a finales de año, siempre que la situación legal permita el funcionamiento del sistema.

ALEMANIA ES PIONERA EN LA CONDUCCIÓN AUTÓNOMA

Drive Pilot  Mercedes-Benz Con la creación de la Ley de Tráfico (StVG) para los sistemas de conducción autónoma de nivel 3 en 2017, Alemania fue el primer país en crear una base legal para el uso de estos sistemas. La normativa de homologación técnica con la que se puede certificar un sistema de este tipo no entró en vigor hasta principios de 2021.

En concreto, esto se traduce en unas exigencias para el vehículo y unas obligaciones para el conductor: En el modo de conducción autónoma condicional, el vehículo debe hacerse cargo de la conducción garantizando la seguridad y el cumplimiento de todas las normas de tráfico. El conductor sigue teniendo obligaciones en el tráfico, por lo que debe cumplir con las leyes de tráfico. Para ello, el conductor debe estar preparado para tomar el relevo y retomar el control cuando se lo pida el sistema o cuando haya unas circunstancias que lo exijan.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más En Tecnología

Deja un comentario

Mira además

Volkswagen y Microsoft desarrollan un visor de realidad mixta para conducir

Volkswagen incorporará el visor de realidad mixta de Microsoft, denominado HoloLens 2, en …