Proporcionar ajustes personalizados que maximicen la comodidad del conductor detrás del volante es la meta que se ha propuesto lograr la marca japonesa Mazda, quien apuesta a la tecnología de reconocimiento facial para conseguirlo.

Su equipo de Arquitectura eléctrica y electrónica de la división de Desarrollo de Sistemas de Control Integrados, dirigido por Nobuaki Tabata, se dio cuenta que la mayoría de los conductores no saben hacer los ajustes necesarios para conseguir una posición de conducción óptima y solamente el 40% de los conductores se sienta correctamente.

Mazda Por ello, Mazda desarrolló un sistema que reconoce a cada conductor y configura automáticamente la posición del asiento, el volante, los retrovisores y la pantalla Head-Up Display para maximizar el confort y la seguridad.

El sistema utiliza una cámara orientada hacia el conductor y tecnología de estimación de la complexión física. En cuanto el conductor introduce su altura manualmente con el mando HMI (solo en la primera configuración), el sistema calcula su mejor postura basándose en la posición de los ojos y luego aplica los ajustes necesarios.

El conductor puede modificar los ajustes si lo desea. Además, cuando se apaga el motor y se desabrocha el cinturón de seguridad, el asiento y el volante se reajustan automáticamente para facilitarle la salida del coche.

 

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más En Tecnología

Deja un comentario

Mira además

Google Maps ya permite elegir rutas ecológicas

Después de probarla en Estados Unidos, Google ha comenzado a actualizar en diferentes país…