La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA) de Estados Unidos recibió de parte de General Motors y Ford un pedido para que se les otorguen exenciones para implementar una cantidad limitada de vehículos autónomos sin controles humanos como volantes y pedales de freno.

El regulador de seguridad automotriz estadounidense, que tiene la autoridad para otorgar estos permisos, publicó el miércoles las peticiones por separado y las abrió para comentarios públicos durante 30 días.

Cruise Origin

Ambos fabricantes de automóviles quieren desplegar hasta 2.500 vehículos al año, el máximo permitido por la ley, para servicios de entrega y viajes compartidos.

General Motors y su unidad de tecnología de conducción autónoma, Cruise, revelaron solicitaron permiso a la NHTSA para “desplegar vehículos autónomos sin volantes, espejos, señales de giro o limpiaparabrisas”.

La intención de GM es utilizar el Cruise Origin, un vehículo con puertas tipo metro y sin volante y en que todos los pasajeros deben abrocharse los cinturones de seguridad antes del inicio de su viaje autónomo.

Cruise Origin

Ford, en tanto, tiene la intención de implementar un vehículo autónomo de transporte y entrega de paquetes a principios de esta década. El fabricante de automóviles le dijo a la NHTSA que para sus vehículos autónomos “tener controles de conducción activos y comunicaciones introduciría un riesgo inaceptable para la seguridad”.

El administrador de la NHTSA, Steven Cliff, dijo que la agencia “examinará cuidadosamente cada petición para garantizar que se priorice la seguridad e incluir consideraciones de acceso para personas con discapacidades, equidad y medio ambiente”.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más En Tendencias

Deja un comentario

Mira además

Mustang Mach-E: se produjo la unidad número 150.000

Ford produjo su Mustang Mach-E número 150.000 desde que comenzó la producción hace casi do…