En el pasado tener un coche deportivo ha significado a menudo sacrificar un grado de confort al volante en favor de una conducción más firme que permita a los entusiastas sentir mejor la carretera. Ford ha ofrecido desde hace tiempo tecnologías que incluyen una sofisticada suspensión y asientos deportivos ajustables y de apoyo para ayudar a que sus modelos de altas prestaciones sean tan cómodos como divertidos de conducir.

Ahora, el fabricante de automóviles ha llevado el confort de los asientos de altas prestaciones a un nivel superior, introduciendo nuevos asientos delanteros Ford Performance desarrollados por la propia marca para el SUV de altas prestaciones Puma ST1, que están certificados por la organización líder en salud de la columna vertebral Aktion Gesunder Rücken e.V. (AGR).

Ford Puma ST1

Para lograr la certificación AGR, los asientos pueden ajustarse a los ocupantes de 14 maneras para obtener el máximo confort y apoyo, en lugar de que el ocupante adapte su posición al asiento.

La acreditación AGR es concedida por un comité de pruebas independiente formado por expertos de diversos campos de la medicina, comprometidos a ayudar a los clientes a elegir productos respetuosos con la espalda. El dolor lumbar es una de las principales causas de discapacidad en todo el mundo, y un estudio reveló que el 63% de los conductores sufría dolores de espalda que interferían en sus actividades diarias.

Puma Butaca

Además del típico ajuste hacia delante/atrás y del ángulo del respaldo del asiento, que incorpora el reposacabezas integrado inspirado en las carreras y los rally, los ocupantes del Puma ST también pueden ajustar la extensión y el ángulo del cojín de la base para adaptarse a su posición de conducción preferida.

El ajuste de la altura del asiento también es una característica, y puede ser particularmente beneficioso para los conductores más altos, permitiéndoles sentarse cómodamente en la posición más baja y erguida, a menudo favorecida por los conductores entusiastas. El ajuste lumbar de cuatro vías se controla electrónicamente desde un interruptor en el lateral del asiento.

Puma Butaca

Los ingenieros de Ford experimentaron con diferentes espumas, revestimientos y diseños estructurales para encontrar el equilibrio adecuado de confort para los viajes por carretera y la conducción diaria, así como el apoyo suficiente para complementar la experiencia de conducción del Puma ST.

Se probaron diez prototipos en pistas de pruebas de Ford -que reproducen trazados y superficies de carreteras reales de todo el mundo- así como en carreteras públicas. También se realizaron pruebas de durabilidad utilizando el Robutt de Ford, un simulador de fondo robótico que recrea el uso de una década de un asiento en sólo tres días al sentarse, rebotar y girar en el mismo 7.500 veces.

 

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más En Tendencias

Deja un comentario

Mira además

Mustang Mach-E: se produjo la unidad número 150.000

Ford produjo su Mustang Mach-E número 150.000 desde que comenzó la producción hace casi do…