El fundador del fabricante de vehículos eléctricos Tesla, Elon Musk, señaló a dos de los mayores proveedores de semiconductores del mundo, Renesas y Bosh, por paralizar la producción de su marca.

“Como se reveló públicamente, estamos operando bajo limitaciones extremas de la cadena de suministro con respecto a ciertos chips estándar para los automóviles”, escribió Musk en un tuit. “Los más problemáticos son, con mucho, Renesas y Bosch”, especificó.

TeslaLa japonesa Renesas Electronics sufre las consecuencias de un incendio en una de sus fábricas a principios de este año, lo que agravó las dificultades que han tenido los fabricantes de automóviles para obtener los chips que necesitan.

La alemana Robert Bosch abrió una fábrica cerca de la ciudad de Dresde en junio, que ha supuesto una inversión de 1.000 millones de euros, y aseguró que aceleraría la producción en tres meses, a partir de septiembre.

Por otro lado, Musk ha destacado en un viaje a Alemania la importancia de cumplir con el objetivo de comenzar a finales de este año la producción en la nueva factoría de Tesla ubicada en Gruenheide, a las afueras de Berlín, según ha recogido la agencia de noticias DPA. Este lugar también ha sido el elegido por la compañía norteamericana para construir una fábrica de baterías.

El objetivo inicial era abrir la factoría en junio, pero Tesla ha tenido que retrasarlo hasta finales de este año debido a una serie de cuestiones, incluidos trámites administrativos, como un permiso medioambiental que deben redactar las autoridades del estado de Brandenburgo.

Tesla está construyendo lo que, según la compañía, será la planta de producción de vehículos eléctricos más avanzada del mundo. Prevé fabricar unas 500.000 unidades al año en ella.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más En Noticias

Deja un comentario

Mira además

Car of the Year 2022: Ya están los siete finalistas

Ya están los siete vehículos finalistas para el prestigioso Car of the Year 2022, que reco…