Los productos Rolls-Royce disfrutan de una larga vida útil y, en última instancia, se convierten en expresiones atemporales de buen gusto, belleza y lujosa perfección. El Rolls-Royce Phantom ocupa una posición única en este sentido, siendo venerado por su elegancia atemporal.

La octava generación de Phantom, que se presentó en 2017, se actualizó con una nueva expresión que los diseñadores e ingenieros de Rolls-Royce crearon a partir de las solicitudes de los clientes, quienes imploraron a la marca que no hiciera cambios importantes en un automóvil ya icónico. En respuesta a estas demandas solo se han incorporado los más ligeros toques de diseño, adornos y adaptaciones.

Phantom Series II

La característica más obvia e importante a conservar es la imponente presencia de Phantom. Esto se ha mejorado aún más en la Serie II con una nueva línea horizontal pulida en la parrilla frontal. Esto le da al Phantom una modernidad nueva y asertiva, que refleja su carácter centrado en el conductor.

LOS SUTILES CAMBIOS DEL PHANTON

Un sutil cambio geométrico en parrilla, que ahora está iluminada como en el Ghost, hace que la insignia de honor “RR” y el emblema del Espíritu del Éxtasis sean más prominentes cuando se ven desde el frente.

Los faros están adornados con intrincadas luces de estrella en bisel cortadas con láser, lo que crea una conexión visual con el Starlight Headliner en el interior y agrega más sorpresa y deleite a la presencia nocturna del Phantom.

Phantom Series II

El perfil lateral se mejora aún más con un conjunto de nuevas llantas de acero inoxidable fresadas en 3D con facetas triangulares. De manera opcional, el Phantom puede utilizar las llantas de rayos que recuerda el romance de los automóviles Rolls-Royce de 1920.

Para aquellos clientes que anteriormente solicitaron un borde de la parrilla cromado oscurecido, molduras del capó negras, marco del parabrisas y acabados del marco lateral, estas piezas pueden ser encargadas. Esta estética ahora permite a Rolls-Royce transformar a Phantom en la apariencia más clara o más oscura.

El suntuoso interior del Phantom permanece casi inalterado: el volante se ha hecho un poco más grueso, proporcionando un punto de contacto más conectado e inmediato para el propietario-conductor.

Esta actualización del Phantom estrena el Rolls-Royce Connected, que le permite al propietario enviar una dirección directamente al automóvil desde la app Whispers.

Este sistema también muestra la ubicación del automóvil, el estado de seguridad y el estado actual de “salud” en la aplicación. Con solo tocar un botón, el propietario puede comunicarse con un concesionario preferido para cualquier requisito de servicio o información sobre el automóvil.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más En Noticias

Deja un comentario

Mira además

BMW XM: SUV híbrido enchufable con 80 kilómetros de autonomía

El BMW XM, el primer modelo de altas prestaciones de BMW M con propulsión eléctrica, compl…