Bowler, una empresa británica fundada en 1985 que se dedica a la producción de automóviles de competición todoterreno, decidió llevar al extremo al Land Rover Defender a través de un kit que se puede utilizar en las plataformas 90, 110 o 130.

Denominado Bowler Extreme, este paquete de accesorios incluye todo lo necesario para que el Defender se convierta en una máquina a prueba de todo.

Bowler Extreme

 

Se destacan unas nuevas llantas de 16” para neumáticos de 35”. El mayor tamaño de las gomas viene acompañado por pasa ruedas ensanchados y una suspensión que ha sido elevada en dos pulgadas.

También se incluye un paragolpes delantero más liviano con distintas aberturas, así como un capó con entradas de aire adicionales. Pero el elemento más llamativo de este kit de Bowler es la estructura tubular exterior que incrementa la seguridad del vehículo.

Bowler Extreme

En el interior también hay cambios como un volante Momo de cuero, una nueva palanca de cambios en color negro y un pack de butacas Recaro. Suma también un nuevo sistema de infoentretenimiento, un equipo de audio mejorado y materiales como la Alcantara y el cuero en algunas zonas.

El Bowler Extreme cuenta con la conversión Fast Road característica de la compañía, que brinda un aumento tanto en el torque como en los caballos de fuerza (175 hp/450 Nm) para igualar la postura agresiva del automóvil. El sistema utiliza una ECU modificada y un intercooler de carrera.

Bowler Extreme

El frenado también se mejora con la adición de un kit de freno grande Bowler, que utiliza pinzas de cuatro pistones desarrolladas en colaboración con Alcon y discos más grandes (334 mm delante, 297 mm detrás). Los sistemas de control de tracción y ABS estándar no se ven afectados.

Bowler no le ha puesto precio a esta conversión ya que depende de las condiciones generales del Land Rover Defender que las reciba.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más En Tendencias

Deja un comentario