La electrificación llega a BMW M, la división de vehículos de altas prestaciones de la marca bávara, de la mano del primer BMW i4 M50. Se trata del primer deportivo 100% eléctrico con carrocería coupé de cinco puertas basado en el nuevo BMW i4.

El BMW i4 M50 esta equipado con motores eléctricos en el eje delantero y trasero. El que impulsa el tren posterior genera una potencia máxima de 230 kW/313 CV, mientras que la unidad del eje delantero produce 190 kW/258 CV.

BMW i4 M50La función Sport Boost aumenta la potencia combinada del sistema en 50 kW/68 CV hasta un máximo de 400 kW/544 CV durante más de diez segundos. Al mismo tiempo, el par motor combinado se incrementa en 65 Nm para llegar a los 795 Nm. Con esta función activada el deportivo acelera de 0 a 100 km/h en 3,9 segundos y alcanza una velocidad máxima -limitada electrónicamente- de 225 km/h.

La batería de alto voltaje del i4 está instalada en la parte baja del suelo del vehículo. Diseñada específicamente para este modelo, consta de cuatro módulos con 72 celdas cada uno y tres módulos con 12 celdas. Juntos proporcionan un contenido energético neto de 80,7 kWh. Esto permite que el BMW i4 M50 tenga una autonomía estimada de hasta 510 kilómetros.

BMW i4 M50El BMW i4 M50 cuenta con un tren de rodaje M hecho a medida, con muelles y amortiguadores configurados individualmente, barras estabilizadoras especialmente diseñadas y un refuerzo adicional en las torretas de la parte delantera, junto con una dirección deportiva variable, frenos M Sport y llantas de aleación ligera M de hasta 20 pulgadas de diámetro con neumáticos de diferentes dimensiones.

Por su parte, el sistema de tracción total completamente eléctrico, que debuta en un modelo del Grupo BMW, le ayuda a alcanzar niveles extraordinarios de tracción, estabilidad direccional y agilidad. La presencia de un motor eléctrico en ambos ejes permite transmitir la potencia al piso sin pérdidas de tracción y de acuerdo con los deseos del conductor, sean cuales sean las condiciones de la carretera y del clima.

Normalmente, la potencia se transmite únicamente a las ruedas traseras del BMW i4 M50 para aumentar su eficiencia y autonomía. En caso de detectar una mayor aceleración lateral o en respuesta al deslizamiento de las ruedas, el impulsor que actúa sobre las ruedas delanteras transfiere la dosis justa de potencia para optimizar la dinámica de conducción y la estabilidad direccional.

BMW i4 M50En el proceso, el control del par de ambos motores reacciona con mucha más rapidez y precisión de lo que sería capaz una caja de transferencia colocada entre ambos ejes. Este preciso método de control permite incluso aprovechar al máximo el potencial de los diferentes neumáticos.

Los elementos de diseño específicos del modelo dan al BMW i4 M50 un aspecto llamativo que hace clara referencia a su carácter abiertamente deportivo. El faldón delantero tiene el característico gráfico en forma de U de los modelos BMW M. Las tomas de aire laterales adicionales optimizan la refrigeración de los frenos.

El contorno de la parrilla de BMW y la moldura vertical que rodea las Air Curtains están acabadas en color Cerium Grey, al igual que las carcasas de los espejos retrovisores exteriores y las inserciones en los bordes exteriores del faldón trasero, mientras que los difusores de aire, los listones embellecedores de las taloneras y la moldura del paragolpes trasero están pintados en color negro de brillo intenso.

BMW i4 M50Opcionalmente se puede elegir un paquete exterior M de carbono que incluye molduras laterales para las entradas de aire del frontal, carcasas de los espejos retrovisores, elementos laterales del faldón trasero y un alerón trasero especialmente diseñado en fibra de carbono ultraligera de alta tecnología.

La dirección deportiva variable y el tren de rodaje activo M son parte del equipamiento de serie del BMW i4 M50. Todo ello para reforzar las prestaciones deportivas a través de una conducción más precisa e intuitiva. Adicionalmente se ha instalado una barra adicional entre las dos torretas de suspensión que colabora para dar al modelo BMW M su formidable precisión de dirección.

Mediante una estación de recarga rápida de CC se puede acceder a una potencia de carga significativamente mayor y, por tanto, a unos tiempos de carga más cortos. El BMW i4 M50 puede cargar su batería de alto voltaje con hasta 200 kW. Así, cuando se conecta a estaciones de carga de alta potencia, que suelen encontrarse en las principales rutas de transporte europeas, necesita sólo diez minutos para cargar suficiente energía como para aumentar la autonomía en 140 kilómetros.

BMW i4 M50La recuperación adaptativa es una de las funciones estándar que se activan cuando se conecta la posición de conducción D mediante la palanca selectora de la consola central. Como alternativa, el conductor puede elegir en el menú iDrive una configuración alta, media o baja de la regeneración de energía de frenada para todas las situaciones de conducción. La potencia máxima de recuperación es de 195 kW.

El nuevo sistema BMW iDrive es un factor determinante en la experiencia de usuario a bordo del BMW i4. La más reciente encarnación de la pantalla y el sistema operativo lleva la interacción entre el conductor y el vehículo al futuro digital. El nuevo sistema operativo 8 de BMW, una nueva generación de pantallas, controles y software, además de una conectividad y un procesamiento de datos extremadamente potentes, dan al BMW i4 todas las herramientas necesarias para actuar como un compañero inteligente y proactivo en cualquier situación.

 

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más En Lanzamientos

Deja un comentario

Mira además

Caterham presentó los Super Seven 600 y Super Seven 2000

En la víspera de las celebraciones por su 50° aniversario, Caterham se inspiró en los prim…