La próxima generación de vehículos BMW, identificados con la denominación Neue Klasse, utilizarán baterías redondas de nuevo desarrollo optimizadas a partir de 2025, lo que permitirá aumentar la autonomía y reducir los costos.

La compañía ha indicado que la sexta generación de las celdas de baterías representará un enorme salto tecnológico que aumentará la densidad energética en más de un 20%, mejorará la velocidad de carga hasta en un 30% y la autonomía hasta en un 30%.

Baterías BMW

“También estamos reduciendo las emisiones de dióxido de carbono (CO2) de la producción de celdas hasta en un 60%. Estos son grandes pasos para la sostenibilidad y los beneficios para el cliente”, según Frank Weber, el responsable de Desarrollo de BMW.

El grupo alemán ya ha adjudicado contratos por valor de 2.000 millones de euros para la producción de las nuevas celdas de batería. Aprovechando la experiencia del Centro de Competencia de Celdas de Batería de la empresa, el equipo de desarrollo, producción y compras ha podido reducir hasta en un 50% los costos de las baterías de alto voltaje.

La batería, el sistema de propulsión y la tecnología de carga en la nueva generación Neue Klasse también tendrán un voltaje más alto de 800 voltios. Entre otras cosas, esto optimizará el suministro de energía a las estaciones de carga de corriente continua de alta potencia, que pueden alcanzar una capacidad de carga mucho mayor con una corriente de hasta 500 amperios.

Baterías BMW

Con el compromiso de utilizar energía procedente de energías renovables para la producción de celdas de batería, el grupo reducirá la huella de carbono de la producción de celdas de batería hasta en un 60%, en comparación con la generación actual de celdas de batería.

La reutilización de las materias primas será uno de los factores de éxito de la movilidad eléctrica en el futuro. El objetivo a largo plazo del grupo BMW es usar celdas de batería totalmente reciclables, mientras que el cobalto y el litio utilizados como materias primas para la nueva generación de celdas de batería de BMW procederán de minas certificadas.

La tecnología de baterías de sexta generación ofrece por primera vez la posibilidad de utilizar cátodos de fosfato de hierro y litio (LFP), lo que significa que las materias primas críticas cobalto y níquel pueden evitarse por completo en el material del cátodo.

De manera paralela, el grupo también está impulsando el desarrollo de baterías de estado sólido (ASSB). El objetivo de la empresa es tener baterías de alto voltaje de este tipo listas para su introducción a finales de la década.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más En Tecnología

Deja un comentario

Mira además

Mazda apuesta por el reconocimiento facial para lograr la comodidad del conductor

Proporcionar ajustes personalizados que maximicen la comodidad del conductor detrás del vo…